El fin de Flash. Adiós a la tecnología que cambió la web

Diego Rojo enero 3, 2021 0 Comments

Quienes nos interesamos en la tecnología hemos visto pasar innumerables productos y servicios. Algunos venían a comerse el mundo y terminaron desapareciendo sin pena ni gloria. Otros, tuvieron comienzos humildes, pero crecieron hasta convertirse en algo imprescindible. Al menos, hasta que otro producto o servicio lo reemplazó.

Es el caso de Flash, la tecnología que dio movimiento a la web y cuyo soporte terminó con el último día del año 2020.

El principio y el fin de Flash

Curiosamente, el nacimiento y la muerte de Flash están relacionados con Apple. Todo empezó cuando Charlie Jackson, organizador de un grupo de usuarios de Macintosh conoció a Jonathan Gay. Charlie quería desarrollar software para las computadoras de Apple, y Jonathan había estado haciendo programas para la plataforma desde la secundaria. Junto a una tercera socia, Michelle Welsh, que se ocuparía del marketing fundaron una empresa llamada FutureWave software. Esto fue en 1993.

El primer producto fue SmartSketch, un editor de gráficos para el Mac optimizado para el uso con lápiz óptico. El software intentaba compensar la sensación menos natural de un lápiz digital combinando atajos rápidos y fáciles de usar con una interfaz de usuario sencilla.

En las pruebas de mercado muchos usuarios señalaron que SmartSketch podría ser una herramienta útil para animaciones y rotoscopia. Es por eso que los desarrolladores le agregaron prestaciones básicas de animación.

Debido a que el desarrollo de software muchas veces toma tiempo, suele suceder que cuando un producto está listo, los usuarios ya no lo quieren. Es lo que pasó con SmartSketch. El lápiz óptico se había convertido en una pieza de museo.

Buscando un nuevo mercado, los responsables de la empresa vieron que la única herramienta disponible para los desarrolladores de la incipiente World Wide Web eran los procesadores de textos. Para cambiar eso le modificaron a SmartSketch sus componentes de animación y lo transformaron en una herramienta de diseño web con el nombre de FutureSplash. Estamos en el año 1995

El enfoque en la web

FutureSplash tenía dos componentes:

  • FutureSplash Animator: Con este componente los diseñadores podían diseñar animaciones en una línea de tiempo básica, y agregarle un poco de interactividad. Era en realidad una herramienta de animación cuadro a cuadro, con herramientas de dibujo, una interfaz de usuario amigable y que permitía a los usuarios arrastrar y soltar las animaciones..
  • FutureSplash Viewer: Para que los dos navegadores de la época; Internet Explorer y Netscape Navigator pudieran mostrar los archivos creados por Animator necesitaban descargarse este componente en su computadora.

Dado que no había competencia, todo fue bien para el nuevo producto. Netscape añadió Viewer a su lista de extensiones destacadas y Microsoft les pidió a los desarrolladores crear un reproductor integrado para MSN.com, la página de inicio por defecto de Internet Explorer. Su idea era crear algo parecido a una experiencia televisiva en una sección de su página.

Si no puedes vencerlos, cómpralos

El éxito de FutureWave no pasó desapercibido, y una compañía llamada Macromedia, que tenía su propio reproductor web llamado Shockwave, decidió comprar el programa.  Buscando hacer más pegadizo el nombre de su adquisición lo acortó a Flash (Future Splash)

Con el apoyo de Macromedia, Flash se convertiría  en parte imprescindible de la web (Se justificara su uso o no). FutureSplash  podía agregar botones con funcionalidades limitadas, pero de la mano de su nuevo dueño, Flash se complementó con un nuevo lenguaje de programación (pariente cercano de JavaScript llamado ActionScript.

Usando ActionScript  los programadores podían crear interactividad avanzada a las animaciones Flash convirtiéndolas en sitios web completos. El milenio  se presentaba auspicioso para este software. Ninguno de nosotros sabía que diez años después comenzaría la decadencia.

Nunca hubo una herramienta oficial para desarrollar animaciones Flash en Linux.  Si había proyectos como Haxe que permitían compilar código escrito en ActionScript. Buscando en Google veo que algunos hablan de la posibilidad de usar Eclipse como entorno de desarrollo junto a dos herramientas de adobe, El sdk Flex (ahora en manos de la Fundación Apache) y Adobe Air (Un entorno de ejecución de aplicaciones enriquecidas de Intenret) que dejó de tener versión para Linux.

En el próximo artículo hablaremos de Adobe, el ninguneo a los usuarios de Linux y como Steve Jobs nos vengó.

F. Linuxadictos

AboutDiego Rojo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *